1 Jul 2007

Sábado


Tenemos gatitos. Los más tiernos del mundo. Son cinco y tienen tres semanas de edad. Para mí, no hay nada tan dulce como un gatito.

Ya he estado en mi país cuatro meses. Hoy en la iglesia tuve que dar un testimonio. Yo les contó a los hermanos que Dios es amor. También dije que Él nos cuida en todo, aún con las cosas más pequeñas. Viendo la naturaleza y las flores por la ventana siento Sus manos abrazandome y Le doy gracias por todo.

2 comments:

Gabriel said...

no hay ninguna cosa mas bella que un gato? to te creo...pero lo le mujer dice, asi es, hahaha

Casey said...

I hate you... write in english